person_outline
search

El cine dionisiaco de Emir Kusturica

El cine de Emir Kusturica surgió con fuerza en el panorama cinematográfico mundial en el año 1981 con su primera película “¿Te acuerdas de Dolly Bell?”, premiada con el León de Oro a la mejor ópera prima y el Premio FIPRESCI en el Festival de Cine de Venecia. A partir de ese momento, con cada uno de sus trabajos, este director serbobosnio fue sorprendiendo a la crítica mundial y ganando los principales premios de los festivales mas prestigiosos del mundo. Kusturica es, tal vez, el único cineasta contemporáneo que se puede dar el lujo de haber ganado varias veces los tres festivales de cine mas importantes del mundo occidental con sus primeras cinco películas.
 

Cuando los guionistas fueron estrellas: “Barton Fink” de los Hermanos Cohen

Es usual que grandes directores del cine de Estados Unidos sean reconocidos y premiados primero en Europa. El conservadurismo de Hollywood, y su desconfianza hacia las miradas transgresoras, han relegado en numerosas ocasiones a cineastas de gran calidad. Como sucedió con Martin Scorsese unos años antes, el cine de los Hermanos Cohen fue exaltado y celebrado primero en Europa antes que en su tierra natal. Después de su tercera película, la magistral “Miller´s Crossing” (1990), una de las grandes y mas oscuras películas del género negro, los Hermanos Cohen fueron premiados y consagrados ante la crítica mundial en el Festival de Cannes de 1991 por su película “Barton Fink”: ganaron la Palma de Oro, que premia a la mejor película, y los premios a Mejor Director y Mejor Actor, para el protagonista, John Turturro. Sólo hasta el año 2008 lograron la consagración en su país con la película "No country for old men".

"El hombre que cuida" de Alejandro Andújar, nuevas expresiones del cine de autor latinoamericano

El director de cine dominicano Alejandro Andújar estrenó en días pasados su ópera prima "El hombre que cuida". Alejandro Andújar es un realizador caribeño que se ha dedicado a explorar los mundos interiores y la vida cotidiana de personajes populares de la sociedad latinoamericana. Pertenece a esa nueva generación de directores que actualmente propone otras narrativas audiovisuales que permiten miradas novedosas a la complejidad de los tiempos actuales. Se trata de un realizador que se sale, además, de los esquemas actuales del cine de autor latinoamericano. Andújar mira personajes cotidianos sin las intelectualizaciones elitistas, de influencia europea, a las que nos tienen acostumbrados muchos jóvenes cineastas. 

"El regreso" de Andrey Zvyagintsev (Vozvrashcheniye, 2003)

Ahora que los rusos están de moda gracias a Puttin y sus travesuras, nos vemos obligados a recordar los días de la KGB y la guerra de nervios que alimentaron los miedos de Occidente. La Guerra Fría fue un ajedrez psicológico donde el poder nuclear de las potencias apretaba la garganta de la humanidad con las posibilidades de una tercera guerra mundial. Los rusos serán los malos a los que Hollywood ponga en la mira de sus producciones de acción bélica en los próximos años. Habrá un respiro para los barbados terroristas fanáticos del Islam en las pantallas. Quizas tengamos un Rocky más en el siglo XXI, a lo mejor un duelo de revancha entre un Balboa de geriátrico contra un Ruso de dos metros pletórico de músculos.
 
Pero Rusia es más que Puttin, tierra de espías y doping.  Su cine y literatura son referentes monumentales en la historia de las artes, como lo son su teatro, su ballet y sus compositores e intérpretes musicales de la llamada música de academia, por ejemplo.   
 
Y es justamente con algo de cine ruso lo que me estreno en esta Tertulia Tropical.