person_outline
search

"El hombre que cuida" de Alejandro Andújar, nuevas expresiones del cine de autor latinoamericano

El director de cine dominicano Alejandro Andújar estrenó en días pasados su ópera prima "El hombre que cuida". Alejandro Andújar es un realizador caribeño que se ha dedicado a explorar los mundos interiores y la vida cotidiana de personajes populares de la sociedad latinoamericana. Pertenece a esa nueva generación de directores que actualmente propone otras narrativas audiovisuales que permiten miradas novedosas a la complejidad de los tiempos actuales. Se trata de un realizador que se sale, además, de los esquemas actuales del cine de autor latinoamericano. Andújar mira personajes cotidianos sin las intelectualizaciones elitistas, de influencia europea, a las que nos tienen acostumbrados muchos jóvenes cineastas. 
 
el-hombre-que-cuida-cine-dominicano-andijar
 
Julietta Rodríguez como Karen, en "El hombre que cuida" 

Tensiones sociales e individuales en un relato poderoso 

En su ópera prima, coescrita con la guionista Amelia del Mar Hernández, Andújar nos cuenta la historia de Juan, un hombre que cuida una casa de descanso en Palmar de Ocoa un pueblo dominicano, lugar de recreo de familias adineradas. Juan no es un hombre feliz, como se pudiera esperar de un caribeño. Vive una gran amargura debido a que su mujer lo ha traicionado con otro hombre y ahora está embarazada de su amante.
 
 
Frente a la gente del pueblo Juan es un hombre señalado por esto. Aquí es donde surge el encanto de esta gran película, pues de forma sutil nos muestra las lógicas retorcidas que rodean a Juan, donde vemos a su madre reclamándole porque no le dio una buena paliza a la mujer, o la mandó matar, o a los demás haciendo comentarios acerca de la poca hombría de Juan al dejar que su mujer lo engañara. Esa amargura acompaña al protagonista en su día a día, Juan llega a sentir que la casa que cuida es más una cárcel que una forma de ganarse la vida.
 
A pesar de esto Juan es un buen trabajador. Cuida la casa como si fuera la suya, al punto de impedir que los habitantes del pueblo disfruten del muelle vacío o de las playas solitarias que forman parte de la casa. Eso genera pequeñas rencillas que contribuyen a construir una atmósfera viciada que va a ser definitiva en el relato. Un día a la casa llega el hijo del dueño con unos amigos para pasar el fin de semana. Esto parece alterar la poca tranquilidad que vive Juan, pues debe estar atento a que los invitados no dañen la casa y los objetos que tanto ha cuidado. Además, se intuye que el dueño es una persona severa, pues todos, incluso su hijo, lo nombran con reverencia y temor.
 
alejandro-andujar-cine-dominicano
 
La mirada de Héctor Aníbal como Juan en "El hombre que cuida" 

Vicios privados y responsabilidades públicas

Entre los recién llegados hay una chica del pueblo, Karen, que conoce a Juan y con quien ha tenido algunas diferencias. Karen ha llegado allí como compañía ocasional de uno de los invitados. A partir de este momento la película comienza a desentrañar esas pequeñas tensiones colectivas e individuales, relacionadas con la diferencia de clases que forma parte de la sociedad latinoamericana, y que derivan en paradigmas sociales perversos bajo los cuales los vicios privados de los patrones se transforman en las resposabilidades públicas de la servidumbre.
 
Pero no es una película donde el espectador asista a que se resuelvan esos conflictos de forma fácil y alegre. La virtud de "El hombre que cuida" es evadir esas salidas para ofrecernos una narrativa visual muy atractiva apoyada en un gran guión, donde las complejidades interiores de los personajes van saliendo a flote en pequeñas acciones que, a medida que avanza el relato, adquieren grandes dimensiones que nos muestran una mirada de autor certera y sin concesiones.
 
La película además, cuenta con grandes actuaciones. Los protagonistas, Héctor Anibal y Julietta Rodríguez, encarnan a dos personajes solitarios y conmovedores que parecen querer olvidarse de sí mismos. 
 
 
alejandro andujar director
 
La guionista Amelia del Mar Hernández y el director Alejandro Andújar  

Una película fuera del molde del "cine de autor" latinoamericano.

"El hombre que cuida" es una gran película latinoamericana que se sale del molde de cine de autor al que estamos acostumbrados. Un molde donde los personajes populares viven conflictos propios de la burguesía, el vacío, el sin sentido de la vida acomodada, mediante los cuales se construyen relatos superficiales que terminan siendo ejercicio de estilo sofisticados que no cuentan nada.
 
La obra del director Andújar explora los mundos interiores y exteriores de mujeres y hombres caribeños que van mucho mas allá del lugar común. "El hombre que cuida" es una película impactante y de gran calidad, una gran ópera prima que merece ser vista porque nos invita a disfrutar de la verdadera dimensión de ese arte maravilloso que es el cine.
 
Recientemente "El hombre que cuida" ganó el Premio Yellow Robin en el Festival Internacional de Cine de Curaçao, bajo el auspicio del prestigioso Festival Internacional de Cine de Rotterdam.
 

Deja un comentario